Estás viendo las noticias relacionadas con Víctor Sabaté (Ver todas)

La magia de Víctor Sabaté

Sabaté retrata perfectamente, y estoy seguro que gracias a haberlas sufrido en sus propias carnes, las dificultades que encuentra un apasionado de la literatura cuando decide dar el salto a escribir. La dificultad de concebir una historia y que llegue a editores que decidan publicarte.

Ésta es una historia de frustración, de autojustificación del fracaso, y de como algunas cosas pueden distraernos de lograr nuestro verdadero objetivo.

Y todo ello Sabaté lo mezcla con gran maestría con una historia de misterio acerca de un supuesto plagiador de novelas que la única manera de explicar como trabaja es que pueda viajar en el tiempo. ¿Resolverá el misterio?

Entrevista a Víctor Sabaté en El País

En una época en que menguan las apuestas de las editoriales por nuevos autores hispanohablantes, el catalán Víctor Sabaté (Barcelona, 1976) integra el diminuto grupo de noveles que no colecciona rechazos. Su ópera prima, El joven Nathaniel Hathorne, es una nouvelle que narra, precisamente, lo difícil que resulta para un joven escritor ser publicado. Su caso no es ese: acaba de ser editado por Rayo Verde. “No me puedo quejar demasiado, porque tuve la oportunidad de publicar sin tener demasiada fe y el libro ha sido bien recibido”, admite. “Supongo que siempre cuesta más vender a un autor que empieza que a escritores que ya tienen cierta trayectoria”.

En 96 páginas de un texto ágil y directo, de corte fantástico y metaliterario, Sabaté recrea a un aspirante a escritor que desistió de concluir su primera novela tras reescribir ocho veces el primer capítulo sin llegar a ningún resultado satisfactorio. Diez años después descubre que un cuento suyo ha sido publicado dos siglos antes por el escritor Nathaniel Hawthorne (1804- 1864). Se trata de La catástrofe del Sr. Higginbotham, uno de los relatos de Cuentos contados dos veces,editado por primera vez en 1837. A partir de ahí empieza un juego de referencias literarias en busca de una explicación a la absurda coincidencia. A primera vista, el título del libro aparenta un error, pero la grafía de Hawthorne es preservada de la forma original, sin la w, como él autor estadounidense firmaba en su juventud. La historia, explica Sabaté, “tiene una parte más realista sobre el día a día del narrador, de como choca la ambición de escribir con la vida cotidiana; pero luego tiene una parte fantástica que trata de homenajear el relato fantástico del siglo XIX, que es una de las cosas que más me gustan como lector”.

Trojanow y Sabaté en el Librófago

Trojanow permite a su narrador quejarse, dar esperanzas y desesperarse, todo ello mediante metáforas tan bellas como cínicas y sarcásticas.

DesHielo es una apetecible novedad dentro del catálogo de este joven sello editor pero, aunque la última hasta la fecha, no es la única incorporación del otoño.

El gusto por los libros que hablan de otros libros

Así subtitula Sergi Pamiès la reseña publicada en el diario La Vanguardia del pasado dos de noviembre, sobre la novela El joven Nathaniel Hathorne. Una reseña notable sobre una nouvelle brillante.

Sabaté ha escrito una historia de historias que utiliza referencias explícitas -Melville, Kafka, Hawthorne, Ocampo, Bioy Casares, Vargas Llosa, Borges- para avanzar, retroceder, intrigar y fascinar. El autor lo define como un juego literario autorreferencial, y, sin embargo, el juego también tiene que ver con la fuerza de las vocaciones y la naturaleza, a menudo irreal y azarosa, de decisiones vitales que, retroactivamente, disfrazamos de destino. Cuanto más vicioso sea el lector, más elementos tendrá para disfrutar las prestaciones de un texto escrito con una deliberada voluntad de género -el que, para entendernos, denominamos fantástico- pero que, al mismo tiempo, nos despeina con ráfagas de realismo introspectivo. El libro está editado por Rayo Verde, un sello editorial de los llamados pequeños (relativamente nuevo) que se consolida como proveedor fiable de alegrías para lectores (viciosos o no).